Nota prueba 1

En un lugar de Carrodilla...

La provincia argentina de Mendoza ha dado los primeros pasos para obtener la Indicación Geográfica Protegida para su aceite de oliva virgen extra y de conseguirlo sería la primera IGP del país para un aceite de oliva, a la vez que abre las puertas a la creación de estrategias para posicionar la calidad del este producto en todo el país.

La propuesta, presentada ante Nación, está basada en dar valor añadido al producto hecho con aceitunas originarias de la zona. Además, el empleo de esta denominación permite desarrollar una estrategia competitiva y eficaz, para que los consumidores valoren la mayor naturalidad, autenticidad y calidad de los alimentos que exhiben este reconocimiento.

En términos de calidad, el aceite de oliva mendocino marca una diferencia sustancial respecto de las restantes provincias productoras. Las cualidades se deben a la menor temperatura promedio imperante, sumada a una mayor diferencia entre máximas y mínimas, un sistema de manejo de montes tradicional, con riego superficial, plantas de mayor tamaño a baja densidad, con cosecha mayormente manual.

La petición formal de Indicación Geográfica (IG) lo realizó la Asociación Olivícola Mendocina (Asolmen), tras un trabajo conjunto con el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, la fundación IDR, encargada de la trazabilidad y otorgamiento de sello, el INTA, el INTI y el panel de cata de la UNCuyo, especialistas en análisis sensoriales.

detallFarnto

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.